Periodismo Independiente, Orientador, Libre y Digno, para y Por Los Nicaragüenses
 
 
SOMOZA ASESINA A SANDINO

Augusto César Sandino
La noche del 21 de febrero de 1934 hubo una cena en la Loma de Tiscapa, era la Casa Presidencial y en turno estaba Juan Bautista Sacasa. Habia invitado al General Augusto César Sandino, supuestamente para mediar las tensiones entre el General de hombres libres y Anastasio Somoza García.

Con Sandino, estaban su padre don Gregorio; el ministro Sofonía Salvatierra y los generales Estrada y Umanzor; después de la cena todos bajaron de la loma para encaminarse a casa de don Sofonías, donde estaban hospedados.

Se dice que al pasar por la garita del Campo de Marte, un camión lleno de soldados los detuvo apuntandolos con sus armas y se los llevaron con rumbo desconocido después de someterlos, fueron masacrados a tiros y enterrados supuestamente en una tumba común en área que nadie a sabido decir, donde fue.
Sacasa, más tarde declaró que se comprometia en esclarecer los hechos y castigar a los responsables. Otro señalado en los crimenes fue el embajador gringo Arthur Bliss Lane, intimo del Gral. Somoza, pero lo negó y afirmó que él gestionó la libertad del padre de Sandino y del Ministro Salvatierra.

Somoza, por su lado en un banquete en Granada dijo: "La muerte de Sandino, era necesaria por el bien del país", y acusó al General de Hombres Libres de estar conspirando contra el gobierno para derrocarlo y -según él- bajoj la protección del mismo Sacasa.
En La Prensa, del domingo 25 de febrero de 1934, el encabezado fue: "Relación de los sucesos del 21 en esta capital" y aparecen comunicados de Sacasa y declaraciones de Somoza, a su manera.


Edgard E. Martínez Bermúdez -AQUINICARAGUA.COM-eldomingazo.aquinicaragua.com-Pág. en PROCESO
Mandaron a asesinarlo!

Pedro J. Chamorro C.
Era el principal titular de La Prensa, al mediodía del 10 de enero de 1978, que circulaba como pólvora por todo Nicaragua, mostrando el cuerpo acribillado del Dr. Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.

Un día incierto para todos en La Prensa; Pablo Antonio Cuadra lanza editorial "Su sangre salpica a toda Nicaragua". Toda la portada en la modalidad de 8 columnas refería al asesinato del director. Otros titulares: "Conciencia nacional reclama justicia"; "Doblegarlo jamás: tenían que matarlo!; "Mártir de Nicaragua y de sus libertades" y "Cadáver de P.J.Ch está en su casa"

Era martes 10 de enero de 1978, despejado, el sol comenzaba a dar calor, de su casa en el Reparto Las Palmas, conduciendo el mismo, solo y desarmado, sale Pedro en ruta a La Prensa. Pedro ya no quería viajar con su chofer, presentía “algo” y ese “algo” estaba por ocurrir, su auto se desplaza por la calle del Trébol, con las ruinas de la destruida Managua por el terremoto del 72.

Pedro está llegando a la esquina del Banco Nicaragüense (hoy el Ministerio de Fianzas y Crédito Público) un carro desconocido se le lanza encima, Pedro, frena y queda bloqueado, del auto baja el asesino con una escopeta y suenan los disparos que estremecen Nicaragua y con eco al mundo (eran aproximadamente las 8:20 AM). El magnicidio está consumado, Pedro es llevado en una ambulancia de emergencia al Hospital Oriental, pero fallece en el trayecto.

Los implicados y juzgados: Silvio Peña Rivas; Harold Solano Aguirre; Silvio Vega Zúñiga y Domingo Acevedo Chavarría, Alias “Cara de Piedra”, el asesino material, que fríamente dijo lo había matado “por deleite”. Su viuda, Violeta Barrios de Chamorro, reclama a Somoza, revelar nombres de los criminales intelectuales. La muerte de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, mártir de las libertades publicas de Nicaragua, marcó el inicio del fin para la dictadura de los Somoza. A 30 años de distancia, no se sabe quien o quines mandaron a asesinar a Pedro, Peña Rivas, supuestamente el enlace de la operación nunca lo ha querido revelar y “Cara de Piedra”, ya esta muerto.

ESTAMOS CONSTRUYENDO

Opine

Anastasio Somoza García

Anastasio Somoza Debayle

CORREO: